Actualidad

La economía verde busca impulsar el crecimiento sostenible a nivel global

En un mundo definido por la incertidumbre del cambio climático, la puesta en marcha de acciones que impacten en el desarrollo sostenible es fundamental para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Ante este escenario, las organizaciones, con el paso de los años, han implementado diversas acciones que las posicionan como agentes de cambio a nivel mundial, permitiéndoles adaptarse continuamente a las condiciones del mercado. Estas y otras premisas fueron abordadas durante el Encuentro de Economía Verde y Desarrollo Sostenible, organizado por Forbes en la capital panameña.

Con el paso de los años, la agenda verde y el desarrollo sostenible han experimentado una constante evolución significativa. Se ha dejado de lado la idea de que estas iniciativas dependen únicamente de la buena voluntad de las empresas o de sus plataformas de acción social, para convertirse en un marco regulatorio integral que abarca los diversos temas que deben ser atendidos de manera integral por las organizaciones.

En este marco, la revista Forbes Centroamérica realizó su primer evento del año en Panamá, dedicado a discutir la temática con diferentes actores. El Encuentro de Economía Verde y Desarrollo Sostenible, que tuvo lugar en el Hotel Hilton, contó con la participación de más de 10 expositores del ecosistema empresarial.

Estos expertos, desde su perspectiva, ofrecieron reflexiones concretas desde el sector privado-corporativo sobre cómo abordar la actual crisis ambiental y replantear el sentido de la economía, logrando así un crecimiento y desarrollo sostenible en la región que no solo se enmarque en acciones, sino que también cree cohesión social.

Esperanza González, especialista en cambio climático del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), destacó los retos que afronta la región en materia de cambio climático, así como los instrumentos de financiamiento y la rentabilidad de las estrategias de sostenibilidad.

A juicio de González, la naturaleza a nivel mundial juega un papel importante en el aporte al PIB, destacando que no es solo un número, sino que toda actividad económica, de una u otra manera, está correlacionada con la naturaleza. La especialista destacó que en América Latina y el Caribe, el 12% de las actividades económicas dependen de la naturaleza.

“Desde el BID, hemos venido dando respuesta a las demandas actuales y la semana pasada lanzamos el plan de biodiversidad y de capital natural, de manera tal que nos da los lineamientos para incluir estos temas con más relieve en nuestras operaciones”, esbozó González.

La crisis del agua ha empezado a amenazar la paz mundial. Cada día, con mayor frecuencia, los gobiernos locales experimentan acciones para salvaguardar este vital líquido. Panamá no escapa a esta realidad. La jornada de ayer fue propicia para que Lorena Henríquez, gerente de Asuntos Corporativos de Coca-Cola FEMSA Panamá, y Lisbeth Morales, directora Comercial de Negocios, Gobierno y Grandes Corporativos de Banistmo, abordaran desde su perspectiva las diversas acciones que llevan a cabo desde sus respectivos feudos para aportar y devolver a la naturaleza este importante recurso, durante el panel de expertos “La crisis del agua y la energía; soluciones desde el sector industrial y productivo”.

Henríquez destacó la importancia de contar con metas y objetivos claros, y trabajar con equipos multidisciplinarios para que las acciones realizadas tengan un mayor impacto. “En Coca-Cola FEMSA contamos con una plataforma de sostenibilidad robusta que conlleva diversas acciones, como el programa de reforestación, con el cual le devolvemos a la naturaleza gran parte del agua que utilizamos en la producción de nuestros productos”, comentó Henríquez.

“Las pequeñas acciones tienen un impacto importante; probablemente no necesites hacer un plan muy elaborado para el manejo del agua, por ejemplo. Lo importante es tomar acciones en torno a cómo utilizas tus recursos. Lo ideal es empezar por algo y, poco a poco, se habilitan los canales y mecanismos para continuar”, añadió Henríquez.

Por años, la rentabilidad en las empresas ha significado mayores dividendos financieros, principalmente si son a corto plazo. Esto ha llevado a que las empresas sostenibles puedan generar un mejor rendimiento económico a largo plazo.

Para Javier Díaz, CEO de Toyota Panamá, reducir las emisiones de CO2 en un 15% hasta el año 2030 es uno de los objetivos principales de la empresa automotriz. “No solo reducimos el consumo de energía eléctrica, también realizamos esfuerzos en la creación de productos para que los clientes puedan palpar la sostenibilidad de nuestros vehículos y así mantener la eficiencia de sus productos, de manera que aporten menos contaminación al medio ambiente”, explicó Díaz durante el panel titulado “Cuando la sostenibilidad encuentra la rentabilidad”, donde compartió escenario con otros líderes de sectores de servicio y alimentos.

En este mismo sentido, Vivian Carles, gerente general de Bimbo Panamá, afirmó que la empresa dedicada al rubro de alimentos lleva a cabo acciones que los colocan un paso adelante para afrontar los desafíos venideros.

De igual forma, Carles destacó que la multinacional cuenta con metas ambiciosas con relación a la sostenibilidad, proyectadas al 2030-2050. “Estamos enfocados en elaborar recetas naturales y saludables, esto apunta a la sostenibilidad y bienestar de las personas”.

“Yo creo que ha sido un tema de evolución porque pasamos por filantropía, luego a la responsabilidad social y ahora estamos viendo estrategias de sostenibilidad en las organizaciones y para poder ejecutarlas, debemos comprender los impactos negativos que pueden ser ambientales, sociales y de gobierno corporativo. Entendiendo esos impactos, podremos aplicar las estrategias para revertirlos”, manifestó Manfred Kooper, representante de EY Panamá.

El desarrollo sostenible ha empezado a ganar terreno en todos los sectores económicos a nivel mundial. Jorge Chanis, empresario y gastrónomo panameño, destacó las oportunidades con que cuenta Panamá con productos como el café y la industria de la restauración.

El también empresario y emprendedor, destacó que el componente innovación ha jugado un papel clave en la base de los diversos proyectos que él lidera, como La Cosecha, tour cafetero que se desarrolla en el sector de Tierras Altas, en la provincia de Chiriquí, en la cual se concentra un gran potencial turístico con el atractivo del café y el gran potenciador que aporta esta bebida al turismo sostenible en este sector.

Durante una reciente conversación, Chanis destacó la creación de la recién conformada Cámara de Turismo Gastronómico del país, una iniciativa de la cual ha sido pionero en colaboración con diversos actores relevantes del sector.

La tecnología en el desarrollo sostenible de las empresas ha marcado un hito importante, así lo destacó el arquitecto Andrés Correa, representante de la empresa Alpaca, quien durante el Forbes Talk, analizó cómo se entrelazan hoy día la tecnología y las nuevas ideas al servicio de la sostenibilidad ambiental.

A juicio de Eladio González, director editorial para Centroamérica y República Dominicana en Forbes, “Panamá en los últimos años ha dado muestra reciente del gran impacto del cambio climático en los negocios globales, al ser un enclave único para el comercio mundial. La sostenibilidad ambiental debe estar en el centro de todas las decisiones de las empresas y los gobiernos, por lo que estos espacios de diálogo son más necesarios que nunca”.

Yandira Núñez, subdirectora editorial para Centroamérica reiteró: “Para nuestra marca, al ser una vitrina de información para los tomadores de decisión en la región, este espacio permite visibilizar las buenas prácticas y tendencias del sector privado en Panamá y el resto de Centroamérica. Nuestro foro es el resultado de un trabajo colaborativo entre diferentes áreas y rubros; una jornada de diálogo, con tomadores de decisiones que impactan en los sectores de energía, finanzas, desarrollo urbano, banca, alimentos y transporte, no solo en la economía local, sino global”, zanja Yandira Núñez, subdirectora editorial de Forbes para Centroamérica.